Experimental. 4´ 54´´ – color, sonido. Colombia – 2016

Mi propósito era hacer registros del agua pura que alimenta el cauce del Río Combeima, que abastece de agua a la ciudad de Ibagué. Me encontré con otros elementos que llamaron mi atención: las hojas de los árboles agitadas por la borrasca, un plano levemente desenfocado que hice mientras caminaba, con la cámara apuntando al piso, la actividad del biólogo Hermes Juez dedicado a la observación de especímenes de aves, los campesinos de la zona arreando el ganado. Este acercamiento a las manifestaciones de la naturaleza y específicamente del universo rural como intersticio entre naturaleza y cultura, más allá de un hedonismo contemplativo, me lleva a pensar en el mismo movimiento natural de las imágenes, que evidentemente sufren un proceso de enrarecimiento resultado de las relaciones tóxicas que imprime la humanidad existente en su trato con aquellas.

Realización, montaje y mezcla: Carlos Armando Castillo. Aparición, plano colibrí: Hermes David Juez. Agradecimientos: Carolina Pérez Jaramillo.