Archivos. En colaboración con Ricardo Pérez Bernal. 3´ 10´´ – color, sonido. Colombia – 2016

Érase una vez en paz… es un corto documental realizado a cuatro manos, cuyo concepto original fue desarrollado por Ricardo Pérez Bernal y su finalización fue ejecutada por Carlos Armando Castillo en la versión que se presenta a la Maratón convocada por el MAT. Se trata de una película de archivos personales recopilados por ambos realizadores durante los últimos tres años y cuyo material de registro más importante constituye el Encuentro Nacional de Estudiantes de Artes que se realizó en la Universidad del Tolima en el año 2013, también cuenta con material de registro más reciente y que corresponde a la VIII Marcha Carnaval que se organizó en Ibagué en junio de 2016. El uso de archivos personales o ajenos constituye una línea de acción dentro del campo de la realización que nosotros consideramos de absoluta pertinencia, sobre todo en un mundo en el que la información digitalizada corre a velocidades vertiginosas y se acumula de manera exponencial todos los días. ¿Para qué hacemos los registros que hacemos? ¿Por qué los guardamos de manera tan celosa en los discos duros de nuestros computadores? ¿Por qué los subimos a la nube? Desde nuestro punto de vista estos registros tienen sentido si y solo si se convierten en dispositivos para activar la memoria y provocar emociones en el espectador. No hace falta citar aquí realizadores que se han dedicado a investigar los archivos ajenos o a organizar los propios para valerse de los mismos como material central de sus películas. Más allá del método Érase una vez en paz… propone una visión de la existencia más emotiva que racional, una visión de la paz que necesita Colombia conectada con la juventud, con la alegría, con el arte y con la naturaleza. Cómo jóvenes, pasamos buena parte de la existencia preparándonos para la vida y cómo viejos también deberíamos prepararnos para la muerte. Sin embargo, muchos jóvenes temen a la vida, así como muchos viejos temen a la muerte. Lo que pasa en Colombia actualmente recuerda mucho esta condición (de claro carácter enfermizo y neurótico) cuando encontramos que algunos sectores de talante reaccionario temen a la paz inminente. Quizá no soportan pensar en un futuro en dónde al país se le dibuje una sonrisa en la cara, en dónde los niños y jóvenes se desarrollen libres del miedo y la represión y en dónde entendamos por fin que la conexión con la naturaleza a través del arte en todas sus manifestaciones es nuestra última oportunidad que tenemos para hacer de este país lo que todos merecemos.

Idea original: Ricardo Pérez Bernal. Realización: Ricardo Pérez Bernal y Carlos Armando Castillo. Finalización: Carlos Armando Castillo.