Declaración de artista

Artista sonoro y visual. Realizador, montajista, animador. Suele trabajar con archivos y registros tanto encontrados como cedidos, así como registros de su propio archivo personal. Sus trabajos se proponen como dispositivos sensoriales con narrativas sutiles que expanden y problematizan las nociones tradicionales del lenguaje audiovisual, desarrollando estrategias propias del vídeo arte.

Pájaros cruzaron. Algo negro tuvo lugar. Un objeto cayó. Gerarg Wajcman.

Pienso el artista como un ser particularmente excéntrico e intenso, obsesivo hasta el límite y comprometido con las circunstancias de su contexto espacio temporal. Comparto el análisis de Agamben respecto al ser contemporáneo: que toma distancia para apreciar mejor las luces y las sombras del tiempo que le correspondió vivir, sin dejarse encandilar y asumiendo una postura crítica en su hacer y en su reflexión. En este sentido comprendo el arte como una herramienta que activa dicho hacer y dicha reflexión. Lo primero que aprendí en la escuela de artes es que el artista siempre estará activo, siempre estará en movimiento, siempre estará haciendo algo. No creo en los artistas que toman vacaciones, ya tendremos tiempo de descansar cuando se nos agote el tiempo de vivir.

Mi práctica se centra en los medios audiovisuales; he realizado trabajos formales que se enmarcan en el lenguaje tradicional del cine y de la puesta en escena (tanto en ficción como en no ficción). Sin embargo me interesa más explorar entre el intersticio de ambos géneros, en dónde desde mi punto de vista, germina lo experimental, el lenguaje audiovisual expandido y también la animación como dispositivos que plantean nuevas narrativas, que activan el camino hacía una nueva sensorialidad. Pienso mi trabajo como un campo de confrontación y de disputa en el que no tengo nada que perder, disputa frente a las percepciones de lo audiovisual ligadas a la idea de transparencia comunicativa, es decir, lo pulcro, lo contenido, la neutralidad ideológica que parece emanar del sistema post-industrial vigente entendido como régimen de producción masiva de contenido y su lógica formal.

Las nociones de archivo, registro y memoria son importantes en mi trabajo y estoy convencido de su absoluta pertinencia en un mundo hiper-conectado en el que la información digitalizada corre a velocidades vertiginosas y se acumula de manera exponencial todos los días. ¿Para qué hacemos los registros que hacemos? ¿Por qué los guardamos de manera tan celosa en los discos duros de nuestros computadores? ¿Por qué los subimos a la nube? Trabajar con archivos y ensayos deviene en lo que fluye como estado provisional, el tránsito inevitable de lo potencial expresivo y lo que puede llamarse una nueva sensorialidad que se define entre lo intersticial, lo fantasmal y lo envolvente y que conduce a la desintegración del sentido (o nueva integración), lo que se diluye en el ruido y la densidad de las capas.

CA

Anuncios

comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s