muertos vivos

Hasta que atrapa un hilo en la maraña de ideas y se imagina a K. junto a la ventana de su apartamento. Observa las brumosas riberas del río que fluye a lo lejos. Su meditación se asemeja a ese paisaje, al movimiento que se adivina a la distancia: el río que se desliza pesado y atraviesa el corazón de la ciudad. La forma del puente alcanza a definirse entre la niebla que se arrastra a escasa distancia del piso. Otras siluetas se mueven sobre el puente. Sin cabeza por ahora. Se cuidan de no resbalar sobre las piedras llenas de lama. Por eso avanzan a tientas, o se agarran del brazo de sus acompañantes para avanzar con más seguridad. Son, en última instancia, imposibles entidades, multitud sin rostro, sueño cotidiano que sigue alguna ignorada emoción, subyugados por fantasmas desconocidos y otros más parecen vagar sin destino, como si en vida estuviesen muertos en el fondo. El caótico rumor de la ciudad llega hasta la ventana. K. permanece allí, vestido de negro riguroso y una taza de té en la mano. El desayuno sigue intacto sobre la mesa, en el rincón más apartado del cuarto.

Bebe su té. Deposita la taza sobre la mesa y observa el desayuno. Tiene ojeras profundas. Ha estado escribiendo hasta tarde en la madrugada y solo duerme algunas pocas horas. Decide acostarse en la cama. Tiene los ojos abiertos. Una mueca: una sonrisa que desfigura su rostro. ¿Alguna necia idea, hija del ocio? Puede ser. Describir la pesadilla con fría calma, con un realismo que se desconoce hasta entonces. El terror de un viaje que aguarda en la noche: el sueño. Por algo se olvida. Así se persiste en la moderada circunstancia: la identidad se guarda. Claro. ¿Pero las visiones entonces, las zarzas ardientes? La voz del sueño se quiere silenciar. Es una prueba. Hay quienes caminan con los ojos abiertos (en nada se diferencian del común soñador), son muertos, muertos en vida que nunca podrían despertar.

Anuncios

comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s